El hogar que quieren 2.000.000 de suecos

rojo Falun, color tradicional en Suecia. Al menos así lo han decidio los dos millones de suecos que han ayudado a diseñar esta casa, que puede considerarse que es la más codiciada estadísticamente del país escandinavo." data-share-imageurl="http://www.magazinedigital.com/sites/default/files/field/image/1_111.jpg">
Es la vivienda ideal con que sueña la mayoría de los suecos, según sus autores, que la han diseñado estudiando las preferencias de los compradores de viviendas de aquel país.

La casa ideal de los suecos tiene una cocina abierta, chimenea, suelo de madera, paredes blancas, una terraza interior, encimeras de granito y sofás de color gris. Todo ello en una estructura con forma de cubo, dos niveles de altura y tres dormitorios. ¡Ah!, y la fachada debe de estar pintada en rojo Falun, color tradicional en Suecia. Al menos así lo han decidio los dos millones de suecos que han ayudado a diseñar esta casa, que puede considerarse que es la más codiciada estadísticamente del país escandinavo.

La vivienda tiene nombre: The Hemnet Home, y quienes han interpretado los sueños de los suecos son el estudio Tham & Videgård Arkitekter, que la han desarrollado a partir de las preferencias de los usuarios de una página web especialmente monitorizada para este propósito que permitió desarrollar una enorme base de datos sobre qué es lo que realmente desean quienes buscan una vivienda.

Durante diez meses siguieron 86.000 propiedades en el portal inmobiliario Hemnet, que recibieron en total más de 200 millones de clics. También analizaron las que habían recibido más visitas en un periodo de seis semanas, y cada semana revisaron las 50 con más impacto para recopilar datos sobre los interiores –colores, tipos de suelo, material de la encimera de la cocina...–. Los resultados se ponderaron de modo que las viviendas con muchos clics por día tuvieran un mayor peso en los resultados que otras con pocos clics diarios, para asegurar que las más populares que estuvieron a la venta por poco tiempo no se descontaran indebidamente de los datos.

“La casa –describen Tham y Videgård– está basada en la interpretación directa de las estadísticas de big data, que determinan sus características cuantitativas, como el tamaño (120 m2), el precio (300.000 euros), el número de habitaciones y baños o cuántos niveles debía tener”. A esto añadieron una lectura estética mirando a dos iconos suecos: la cabaña de madera roja, que representa los recursos locales, la artesanía y la construcción tradicional y “la caja funcionalista blanca que transmite modernidad, optimismo y los ideales internacionales”.

Por supuesto, la cocina, con doble altura y abierta, es el lugar más importante de la casa, que también tiene terraza, eso sí, protegida del viento por cuatro paredes. 

 

¿Cuál es la vivienda ideal de los suecos? Este vídeo explica cómo se diseñó