Piscinas fuera de serie

Más allá del agua azul

¿Quién dijo que el agua de una piscina tiene que ser azul? Bien es cierto que este color se identifica con el mar ideal, y si la piscina es infinita, parece fundirse con él. Sin embargo, hay establecimientos que arriesgan y quieren romper con el tópico.

 El St. Regis Lhasa Resort (Tíbet) tiene una piscina dorada a 28°C-32°C con vistas a un lago y al palacio de Potala." data-share-imageurl="http://www.magazinedigital.com/sites/default/files/field/image/infinity-pool_-santorini-grace-9920.jpg">

Más allá del agua azul

¿Quién dijo que el agua de una piscina tiene que ser azul? Bien es cierto que este color se identifica con el mar ideal, y si la piscina es infinita, parece fundirse con él. Sin embargo, hay establecimientos que arriesgan y quieren romper con el tópico.

 El St. Regis Lhasa Resort (Tíbet) tiene una piscina dorada a 28°C-32°C con vistas a un lago y al palacio de Potala.

 The Library, en la isla de Koh Samui (Tailandia) se ha arriesgado con una piscina recubierta de azulejos rojos, anaranjados y amarillos que hacen empalidecer la arena blanca y el azul turquesa de la playa de Chaweng.