Lecciones de cine Relajarse bajo presión

LA GUERRA DE LAS GALAXIAS | GEORGE LUCAS | 1977

George Lucas se basa en los antiguos samuráis para crear sus caballeros jedi. Las katanas son sustituidas por espadas láser, y su armadura viste al malvado Darth Vader. El budismo zen aporta el código moral: quien ambiciona poder cae en el reverso tenebroso, el que se deja ir y consigue el desapego deviene héroe jedi. 

Este es el camino iniciático del joven Skywalker, que en la secuencia final de la película debe acertar con su disparo en el núcleo de la Estrella de la Muerte que ya ha iniciado la ignición para acabar con toda la resistencia." data-share-imageurl="http://www.magazinedigital.com/sites/default/files/field/image/maxresdefault.jpg">

Dejarse ir, liberarse, fluir y soltar la tensión es algo que resulta muy difícil en esta vida cotidiana y que en cambio iría muy bien, especialmente cuando se está bajo presión o ante decisiones importantes. Se ha enseñado a pensar, racionalizar y confiar en la propia mente, pero ella no es tan sólo el intelecto, sino que incluye otras funciones, como la intuición. En las filosofías y prácticas orientales, esta ejerce un rol principal. Se debería aprender a desapegarse de esta mente racional y de los deseos, para poder conectarse con la intuición. Esto hará acertar en decisiones y pruebas a las que la vida somete.

Luke Skywalker, instantes antes de su única oportunidad de salvar vidas disparando contra la Estrella de la Muerte

LA GUERRA DE LAS GALAXIAS | GEORGE LUCAS | 1977

George Lucas se basa en los antiguos samuráis para crear sus caballeros jedi. Las katanas son sustituidas por espadas láser, y su armadura viste al malvado Darth Vader. El budismo zen aporta el código moral: quien ambiciona poder cae en el reverso tenebroso, el que se deja ir y consigue el desapego deviene héroe jedi. 

Este es el camino iniciático del joven Skywalker, que en la secuencia final de la película debe acertar con su disparo en el núcleo de la Estrella de la Muerte que ya ha iniciado la ignición para acabar con toda la resistencia. Es un disparo entre un millón. Él es el único superviviente, el resto de las naves han sido abatidas. Tiene a Darth Vader detrás, a punto de destruirle. Su unidad RD2 está herida. La princesa Leia contempla expectante el desenlace en los radares. Luke y su nave se acercan al objetivo. Sólo tendrá una oportunidad. De él dependen todas las vidas de la resistencia y la paz de la galaxia. Entonces, telepáticamente, escucha de nuevo los sabios consejos de su maestro Obi Wan Kenobi: “Utiliza la fuerza”, “déjate llevar, Luke (Let go, Luke)”. En ese momento, Luke comprende que ha de salir de su mente racional para escapar de la presión y abandonarse al instinto, conectando con su intuición. El héroe prescinde de su computadora ante el asombro de todos y dispara desde su corazón, dando en el objetivo. La Estrella de la Muerte explota. La resistencia sobrevive y celebra, en el epílogo, la consagración de su nuevo héroe. Luke es ya caballero jedi porque ha comprendido el poder de la fuerza y cómo usarla. Los jedi conectan con la fuerza, el chi o prana del universo, para encontrar el camino y la solución a todas sus pruebas.