Redes con mucho arte

Lunes Van Gogh, el martes toca Goya, el miércoles es para Frida Kahlo, el jueves Sorolla, el viernes Clara Peeters, el sábado Chagall... y cada semana el menú cambia. Tener conexión a internet da acceso a una corriente de datos, a un torrente de opiniones, a una cascada de memes, pero también a momentos de belleza e inspiración gracias a iniciativas artísticas a veces con marchamo profesional, a veces con espíritu amateur y desinteresado. Ya hace tiempo que es posible colarse en un museo a través de la pantalla y ver su fondo artístico, pero ahora, gracias a Twitter, Instagram o a las piruetas de Periscope, la perspectiva ha cambiado. Ahora se puede seguir el día a día de un escultor que, cincel en mano, va desgranando sus progresos a golpe de foto y vídeo; o incluso se puede fisgonear por el cerrojo de la vida de un artista que la transmite a diario compartiendo retales de su obra en  las redes. Con el streaming incluso es posible ver en directo cómo se excava en algún yacimiento. Y si se lo pierde, siempre se puede ver, como se solía decir antes, en diferido.

 

 

PINCEL 2.0 
La arqueología nunca fue tan multimedia como con Darius Ayra, director del American Institute for Roman Culture  en Roma, que transmite su pasión y sus hallazgos por Periscope, Instagram, Facebook y en directo. Dariusayradigs.com 
 

 

 

AI WEIWEI
Gracias a su valentía, el artista y activista chino ha logrado convertir en arte todo lo que toca y dice, incluida su denuncia del abuso de poder, el drama de los refugiados e incluso su vida. Seguir su cuenta de Instagram, en la que desgrana su día a día, es una muestra de que cualquier persona puede ser artista... o intentarlo. Instagram.com/aiww

 

 

Raciones de pintura
Cuentas como @UnCuadroAlDia (lo que ofrece es lo que es) son un oasis entre tanta densidad informativa en Twitter. Otras referencias más osadas, como la tuitera Svetlana Yakusheva, que firma @HembraCubana, dan cancha a pintores y marchantes olvidados, desconocidos del gran público y que muchas veces escapan de los circuitos establecidos. 

 

 

#ma140
Mirar el arte en 140 caracteres es un hashtag que ha hecho célebre Miquel del Pozo, un excelente guía artístico en la red. Miqueldelpozo.com