Especial decoración Celebrando el siglo XX

El pasado siglo ha sido tan prolijo en buen diseño que sería un derroche desterrarlo. Las celebraciones por décadas cumplidas y las reediciones con motivo de aniversarios están a la orden del día: desde las vanguardias de inicios del siglo XX, con muebles de trazo aligerado que acompañaron una arquitectura revolucionaria, hasta el funcionalismo organicista escandinavo, con la madera como emblema.

De las formas envolventes y coloristas de los años cincuenta a las fantasías pop de los sesenta en la era del desarrollismo. Gaetano Pesce concibió su icónico y voluptuoso asiento a modo de gran regazo materno, para venderse empaquetado al vacío. Al desenfundarlo “cobraba vida” y el comprador asistía a una suerte de happening doméstico. Mirando hacia los setenta y ochenta se evidencia cuan avanzado fue el diseño italiano, una época dorada en que creadores y fabricantes compartían una fuerte inquietud cultural y creativa. Los muebles vintage –término que no deriva de siglo veinte, sino del mundo del vino y la buena cosecha– parece que llegaron para quedarse, de momento. Recuperan un sustancial legado, y su auge da argumentos sobrados a los fabricantes de modelos pioneros y originales para relanzarlos.