Detrás del envase

Mucho de lo que consumimos supone algún tipo de impacto en nuestra salud o en el medio ambiente. Sin embargo, muy pocas veces somos conscientes de qué es lo que realmente se esconde detrás de lo que elegimos comprar. Para ello existen aplicaciones móviles que nos pueden ayudar a desvelar esta información y así permitirnos tomar mejores decisiones o, por lo menos, hacerlo de una manera más consciente.

Ha habido intentos de crear aplicaciones para dar a conocer la huella de carbono –es decir, de emisión de gases contaminantes– de productos, organizaciones y acontecimientos que no han encontrado la suficiente colaboración de empresas y administraciones para la provisión de datos y han nacido incompletas, aunque es una de las principales tendencias en las que trabajan diversos equipos, uno de ellos desde Badajoz.

En esta misma línea Ecologistas en Acción ha puesto en marcha junto a otras entidades alrededor de Europa el proyecto de AskReach y prevé lanzar una app durante el tercer trimestre de este año para poder identificar, al escanear el código de barras de un producto, si contie­ne sustancias químicas perjudiciales para la salud y el medio ambiente. Koldo Hernández, portavoz de la oenegé, expli­ca que esto es de vital importancia en tanto “el productor no está obligado a indicarlo en sus etiquetas. De esta manera se da la posibilidad al consumidor de decidir con toda la información disponible”.

A escala global existen varias aplicaciones que nacieron con la intención de promover el consumo responsable de esta manera, compartiendo la información más completa posible con el usuario. Es el caso de Abouit, que se creó con la promesa de mostrar, a través del sistema de escaneado, cuáles son los productos más sanos, sostenibles, responsables y accesibles. Otra de ellas es GoodGuide, una app con más de 75.000 productos analizados y calificados en función de su impacto en la salud. 

Otro ejemplo es ZeroWaste, una app que fue diseñada para poder identificar aquellos sitios –bares, restaurantes, tiendas, mercados...– que no producen conta­minación. Por otro lado, EWG’s Healthy Living tiene como misión ayudar a comprar alimentos y cosméticos de forma responsable, al ofrecer información nutri­cional e ingredientes en el caso de ­comida procesada y, en el caso de los cosméticos, la composición y los efectos que tienen sobre el cuerpo y el medio ambiente.