Cartelera de bocadillos

Un bocadillo y una película son un plan perfecto para una noche de agosto. Y ya puestos, ¿por qué no jugar a casar cada cinta con su emparedado ideal? Ese fue el desafío que Magazine lanzó a Ana Clara Amaro y Pablo Caraballo, dueños del restaurante 24 Fotogramas de Barcelona (Floridablanca, 108), que dejan ahora a los lectores el probar sus propuestas y ver si les recuerdan las mismas películas que a ellos.

Sándwich Baxter

El pan negro, la salsa picante jrem y los pepinos dulces son ingredientes típicos de la cultura judía centroeuropea, la originaria de Billy Wilder, que también aluden al peculiar sentido del humor de este genio: complejo, agridulce y profundamente humano. 

Ingredientes: Roast beef, pepino dulzón, eneldo, jrem (salsa de rábanos en vinagre), lonchas finas de manzana y pan negro borodinskiy (con coriandro).
Preparación: Cortar dos rebanadas de pan, disponer sobre la inferior tajadas de roast beef espolvoreadas de eneldo, lonchas de pepino dulce y de manzana y un poco de escarola si se desea. Pintar la rebanada superior con salsa jrem.

El apartamento (Billy Wilder, 1960)
Esta, que quizás sea la mejor película de Billy Wilder –y por tanto, una de las destacadas de la historia del cine–, dibuja sobre un fondo de falsa comedia el perfil del antihéroe mientras vierte críticas despiadadas al capitalismo y al estilo de vida americano, masificado, veloz, voraz y despiadado, al que los protagonistas sobreviven, con cicatrices, gracias al amor.

 


Bocadillo francés

Brie, mostaza de Dijon, setas, baguette… ingredientes que traen Francia al pensamiento para maridar con una película que puso París de moda por enésima vez. 

Ingredientes: Queso brie fundido, mostaza de Dijon, miel, frutos rojos, rúcula, setas de temporada y pan de baguette de cereales.
Preparación: Abrir el pan, poner encima lonchas de brie, rociar con miel y mostaza y colocar encima los frutos rojos y las setas de temporada. Poner a fundir en el horno y cuando esté al punto añadir la rúcula.

Amélie (Jean-Pierre Jeunet, 2001)
El fabuloso destino de Amélie Poulain, historia del despertar de una chica incapaz de tomar las riendas de su vida que, en cambio, se dedica a arreglar las de quienes la rodean, creó escuela por su estética y descubrió al gran público a Yann Tiersen, ­autor de una personalísima banda sonora que ya medio mundo asocia al París más entrañable.

 


Bocadillo mexicano

El mole, donde los sabores se mezclan imaginativamente, es un espacio para la libertad de la que no gozan los protagonistas de la película, mientras que el cacao, con su densidad de textura y sabor, y el chipotle, con su picante, insinúan la tensión sexual que recorre la cinta.

Ingredientes: Pollo asado, mole negro poblano, aguacate, queso de untar con chile chipotle majados en el mortero, granada, ensaladas, nachos, cítricos y pan de chapata. El mole negro se compra en pasta para diluir en caldo de gallina o pollo o bien listo para su consumo.
Preparación: Desmenuzar el pollo (muslo o pechuga). Tostar el pan y calentar el mole. Una vez que el pan esté listo, untarlo con los cítricos y dejarlo calentar un poco más en el horno hasta que se aromatice; sacarlo, untarlo con el aguacate por un lado y por el otro con el queso con chipotle y darle un toque de sal y aceite. Poner el pollo y bañarlo con el mole, agregar la ensalada, los nachos y los granos de granada y cerrar el bocadillo.

Como agua para chocolate (Alfonso Arau, 1992)
Drama, comedia, romance, México y cocina, mucha cocina, se mezclan en esta película surgida de una novela de Laura Esquivel, que también se encargó del guión. La cinta tiene la virtud de acercar la gastronomía mexicana de una manera muy sensual, ya desde el título: estar como agua para chocolate significa estar a punto de estallar de pasión.

 


Bocadillo japonés

La magia visual, el amor incondicional, la sutileza y la suavidad del lenguaje cinematográfico de Kitano están expresados con el atún macerado, los cítricos, la leche de coco y los germinados bañados en caramelo de sake.

Ingredientes: Atún rojo, zanahoria, lima, queso fresco para untar, leche de coco, ensalada, germinados, sake caramelizado, pan con semillas de amapola (o pan de coca untado con aceite y espolvoreado con semillas de amapola).
Preparación: Filetear el atún en láminas de 5 mm, rociarlas con zumo de lima y macerarlas 10 minutos. Mientras, tostar el pan y untarlo con queso fresco. Para montar el bocadillo, poner el atún sobre el pan, bañarlo con leche de coco, añadir láminas de zanahoria, ensalada y germinados y rociar con el sake caramelizado. Para preparar el sake caramelizado, poner cuatro cucharadas de azúcar y 200 cl de sake y calentarlo a baño María hasta que espese.

Dolls (Takeshi Kitano, 2002)
Desde el título, ‘muñecos’, Kitano declara su intención de explicar las tres historias que componen este filme con el lenguaje del teatro de marionetas japonés, el bunraku, en el que tan importantes son los títeres como la recitación y la música, y un aire mágico y sutil con el que, en esta ocasión, se desarrolla el tema del amor sin condiciones.

 


Hamburguesa Santa Mónica

Esa pandilla de desalmados, dispuestos a asesinarse por la espalda sin vacilar, que discuten de cualquier chorrada en una cafetería antes de dar un palo, bien podría haberse pedido esta burguer clásica.

Ingredientes: Hamburguesa (100% carne de ternera), queso cheddar, mantequilla de cacahuete, pepinillos, cebolla caramelizada, tomate y pan de hamburguesa rústico.
Preparación: Cortar el tomate y el pepinillo en rodajas y dejar todos los ingredientes preparados para que el montaje de la hamburguesa sea rápido. Tostar las caras interiores del pan para que no se humedezca fácilmente. Asar la hamburguesa por una cara al punto deseado, darle la vuelta y poner el queso sobre la cara ya hecha, para que se derrita. Mientras se acaba de hacer la hamburguesa, untar el pan con la mantequilla de cacahuetes. Colocar la carne en el pan, añadir la cebolla caramelizada, el tomate y los pepinillos y, si se desea, ensalada.

Reservoir Dogs (Quentin Tarantino, 1992)
Ópera prima de un joven Quentin Tarantino que, a partir de este momento no tendrá que rendir cuentas de su estilo: cultura pop, humor cruel, diálogos eternos y restallantes, buena música, travellings imposibles y mucha violencia, que en este caso ejecuta una banda contratada para robar unos diamantes a la que la policía sorprende antes de que suene la alarma: ¿quién es el chivato?

 


Bocadillo Nueva York

En Estados Unidos el pavo es un icono de las fiestas de Acción de Gracias, en las que se enmarca la acción de la película; la mozzarella alude al origen italiano de Al Pacino y la mezcla de la mayonesa de remolacha es tan extraña como ver a un viejo ciego y excéntrico bordando un tango en Nueva York junto a una belleza ­juvenil.

Ingredientes: Pechuga de pavo rebozado en lonchas de 1 cm de grosor aproximadamente, mayonesa de remolacha, beicon, mozzarella, un poco de ensalada para decorar y pan de Viena.
Preparación: Untar el pan con la mayonesa de remolacha y montar el bocadillo superponiendo la mozzarella, el pavo, el beicon y la ensalada. La mayonesa de remolacha se prepara majando remolacha hervida (la venden en bote) y mayonesa en el mortero; se le puede añadir un poco de lima.

Esencia de mujer (Martin Brest, 1992)
Un joven estudiante sumido en sus problemas (Chris O’Donnell) intenta ganarse unos dólares haciendo de canguro de un coronel ciego retirado (Al Pacino) durante Acción de Gracias. El trabajo parece sencillo, pero se complica porque el militar –todo un carácter que proporcionó a Al Pacino su único Oscar– tiene sus propios planes, que colocan la ciudad de Nueva York como tercer protagonista del filme.