Diez motivos para tomar hummus

Este sabroso puré de garbanzos ha dejado de ser un exotismo y se sirve en muchos restaurantes y hogares. Tiene un montón de ventajas.

1 El hummus es una mezcla de garbanzos hervidos, tahina ( pasta de sésamo), aceite de oliva y zumo de limón, entre otras cosas. Lo más importante es que es una manera fácil de tomar legumbres. Las legumbres, según los expertos, son alimentos que deberían estar presentes en la dieta dos o tres veces por semana.

2 No necesita cocción y la receta es simple, ideal para cualquier época del año, pero especialmente para cuando se tienen pocas ganas de estar en la cocina.

3 La mezcla de garbanzos y tahína aporta proteínas de calidad, pues el sésamo es rico en metionina, aminoácido esencial que está en muy poca cantidad en las legumbres. Las proteínas son de calidad si poseen todos los aminoácidos esenciales.

4 El hummus contiene grasas monoinsa-turadas, procedentes del aceite de oliva, y poliinsaturadas, procedentes del los garbanzos y el sésamo. Esto lo hace un alimento cardiosaludable, que además ayudará a bajar los niveles de colesterol. Por cierto, tiene un valor energético moderado: 150-200 kcal/100 g. 

5 Los garbanzos en puré hacen que la legumbre sea mucho más digestiva. Si se añaden unas cucharadas de yogur, la digestibilidad aumentará.

6 El hummus aporta fibra, procedente de los garbanzos y el sésamo.

7 Contiene calcio: el sésamo aporta unos 150 mg/100 g y los garbanzos 120 mg/100 g. Un buen plato, en definitiva, para niños y personas que necesiten dosis extra de este mineral.

8 El zumo de limón aporta vitamina C y su poder de conservación del resto de vitaminas del plato.

9 Es versátil: puede ser un entrante, un canapé, guarnición, relleno de crêpe, incluso crema para untar un sándwich.

10 Es un plato de ingredientes asequibles.