Ensaladas de invierno

•Una endibia
•Una pera grande troceada
•Un puñado de dátiles secos cortados 
por la mitad
•Un puñado 
de anacardos
•Un ramillete de cebollino fresco

Aderezo
•Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
•Una cucharadita de zumo de limón
•Una pizca de sal
•Una pizca de pimienta

 

 


[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"8270","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"470","style":"width: 400px; height: 392px; float: left;","typeof":"foaf:Image","width":"480"}}]]Setas enoki, aguacate y alubias germinadas

•Un puñado de mezcla de verduras de hoja (acelgas, berros 
y lechugas)
•Un aguacate troceado
•50 gramos de seta enoki
•Un puñado de alubias y lentejas germinadas

Aderezo
•Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
•Una cucharadita de vinagre de sidra
•Una pizca de sal
•Una pizca de pimienta

 

 

 


[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"8271","attributes":{"alt":"","class":"media-image","height":"470","style":"width: 400px; height: 392px; float: left;","typeof":"foaf:Image","width":"480"}}]]Frambuesas, lombarda e hinojo

•80 gramos de lombarda cortada en tiras
•Un bulbo de hinojo pequeño en tiras finas
•Un puñado de frambuesas
•Un puñado de pipas de calabaza
•Un puñado de hojas de hierbabuena fresca

Aderezo
•Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
•Una cucharadita de zumo de limón
•Una pizca de sal
•Una pizca de pimienta

 

 

 


LA BASE." data-share-imageurl="http://www.magazinedigital.com/sites/default/files/field/image/salad1_b.jpg">

Son saludables también en invierno y nutritivas. Sólo se trata de imaginación y unos cuantos trucos, como los de las recetas que propone David Bez en su libro ‘Salad Love’ (Salamandra).

Copyright © David Bez, 2014. Copyright de la edición en castellano © Ediciones Salamandra, 2015

Higos, moras y avellanas

•50 gramos de mezcla de verduras de hoja (acelgas, berros y lechuga
•Un puñado de moras
•Dos higos cortados en gajos
•Un puñado de avellanas troceadas
•Un puñado de hojas de hierbabuena fresca

Aderezo
•Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
•Una cucharadita de vinagre de sidra
•Una pizca de sal
•Una pizca de pimienta


Pera, dátiles, anacardos y endibia

•Una endibia
•Una pera grande troceada
•Un puñado de dátiles secos cortados 
por la mitad
•Un puñado 
de anacardos
•Un ramillete de cebollino fresco

Aderezo
•Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
•Una cucharadita de zumo de limón
•Una pizca de sal
•Una pizca de pimienta

 

 


Setas enoki, aguacate y alubias germinadas

•Un puñado de mezcla de verduras de hoja (acelgas, berros 
y lechugas)
•Un aguacate troceado
•50 gramos de seta enoki
•Un puñado de alubias y lentejas germinadas

Aderezo
•Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
•Una cucharadita de vinagre de sidra
•Una pizca de sal
•Una pizca de pimienta

 

 

 


Frambuesas, lombarda e hinojo

•80 gramos de lombarda cortada en tiras
•Un bulbo de hinojo pequeño en tiras finas
•Un puñado de frambuesas
•Un puñado de pipas de calabaza
•Un puñado de hojas de hierbabuena fresca

Aderezo
•Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
•Una cucharadita de zumo de limón
•Una pizca de sal
•Una pizca de pimienta

 

 

 


LA BASE. Verduras, cereales y legumbres. Cualquier tipo de lechuga, pero también sirven de base la rúcula, las espinacas, los canónigos o los berros, así como la familia de las coles. En cuanto a cereales, tanto el cuscús como arroz integral sirven, dan consistencia y sacian. 

HORTALIZAS Y FRUTAS. Indispensables. No sólo aportan colorido. Son ricas en vitaminas, minera­les y fibra. Utilizando dos frutas u hortalizas, en trozos grandes mejor que muy finos, es suficiente para distinguir, saborear y no abusar de las mezclas. Y si opta por dejarlas crudas, se asegura todo el valor nutricional. 

PROTEÍNA. La reina puede ser el huevo, pero también los frutos secos y semillas (piñones, pipas, nueces, avellanas), pasando por los germinados como los de alfalfa y soja. Sin duda, no es extraño añadir también pescados y mariscos o carnes. Los quesos y las algas son más ingre­dientes que considerar, así como los champiñones u otros hongos.

CONDIMENTOS. Frutas desecadas y hierbas frescas como el orégano dan un toque distintivo.

ADEREZO. David Bez señala tres grandes opciones: los aderezos tipo vinagreta como el clásico aceite, vinagre, sal y pimienta; el tipo pesto como la olivada y cremosos como el hummus.