Horchata: una excusa para recorrer València

Existen muchas maneras de recorrer València. Muchos motivos y excusas para adentrarse en esta ciudad del Mediterráneo cada vez más apreciada por los turistas. Una razón puede ser visitar los mejores lugares donde saborear una buena horchata de chufa, mojarla con fartons (dulce de bollería alargado, muy del gusto de los valencianos) y descubrir su entorno urbano y natural.

Esta ruta debería iniciarse en la horchatería Daniel de Alboraia, localidad pegada al norte de la ciudad, con amplia tradición en el cultivo de la chufa y en la elaboración de este refrescante líquido. Esta horchatería es toda una referencia, y a pocos metros de ella aún pueden verse amplios campos de la huerta valenciana cultivados con los tubérculos que dan sabor a la horchata.

La horchatería Daniel está ubicada en la avenida de la Horchata, pues la localidad tiene en este refresco su mayor seña de identidad: no hay un lugar igual en España, ni en Europa. Alboraia es a este refresco blanco y espeso lo que Rioja al vino tinto. Hay otras horchaterías, como la Panach, en la misma arteria; o ya en los campos, un poco alejada del centro urbano, se debería visitar la horchatería Espai Sequer Lo Blanch, donde se elabora una excelente horchata natural.

Visitada Alboraia, el turista debería introducirse en València tomando como referencia la horchatería Els Sariers, a la que se puede llegar andando desde Alboraia en no muchos minutos. Está ubicada cerca del Boulevard Norte y del estadio Ciutat de València, donde juega el Levante UD.

La ruta debería seguir buscando la horchateria Fabián, cerca del antiguo cauce del río Turia, que el arquitecto Ricardo Bofill convirtió en uno de los jardines más interesantes de Europa y en el pulmón verde de la ciudad. Aún no se ha alcanzado el centro de la ciudad, pero esta horchatería permite situar al turista en uno de los barrios más interesantes por su oferta gastronómica y lúdica, especialmente por las noches.

No lejos, habría que hacer una parada en la horchatería que Daniel de Alboraia ha abierto en el majestuoso Mercado de Colón. Este lugar, construido en 1914, fue mercado municipal y ahora se ha reconvertido en un centro comercial, entre dos arterias fundamentales: la calle Colón y la Gran Vía Marqués del Turia.

Un pequeño paseo permite seguir la ruta hacia otro templo del refresco, la horchatería Santa Catalina, ubicada en la plaza del mismo nombre y donde se elabora también un exquisito chocolate caliente, ideal para el invierno. Aquí se llega al núcleo urbano de València, pues se encuentra en uno de los salientes de la plaza de la Reina, a pocos metros de la catedral y de la plaza del Ayuntamiento.

No son estas las únicas horchaterías, pero son algunas de las más reputadas. Además, el visitante podrá comprobar que en varias calles del centro de València se han instalado puestos ambulantes de horchata de la empresa valenciana Món Orxata, lo que permite seguir visitando los rincones más hermosos de la ciudad sin dejar de consumir este sabroso refresco natural.

 

 

Horchatería Daniel
Avenida de la Horchata, 41.
Alboraia

Panach
Avenida de la horchata, 19.
Alboraia

Espai Sequer Lo Blanch
Camino Hondo, 23.
Alboraia

Els Sariers
Sarcet, 6. 
València

Fabián
Císcar, 5. 
València

Daniel del Mercado de Colón. 
Jorge Juan, 19.
València

Santa Catalina
Plaza Santa Catalina, 6.
València