Dos cámaras ven más que una

Si cuatro ojos ven más que dos, dos cámaras ven más que una. Es la lógica que se esconde detrás de las cámaras duales por la que se han decidido algunos fabricantes de teléfonos móviles para sus dispositivos de gama alta.

¿En qué consiste esta tecnología? Una cámara dual se compone de dos lentes y dos sensores que, ­situados próximos entre sí, trabajan conjuntamente. Más infor­mación recogida, más luz y más posibilidades.
Sobre esta base, hay diferentes aproximaciones según el propósito para el cual ha sido pensada la segunda cámara: ofrecer una mayor calidad de imagen, incorporar un zoom óptico, conseguir retratos con un notable efecto de desenfoque o, por ejemplo, incluir el modo gran angular.

Desde su aparición en un teléfono móvil por primera vez en el 2011, hubo varios intentos con éxito más bien escaso. Ahora esta tecnología, ya más madura, parece consolidarse como una opción con continuidad y con futuro. 

LG recuperó el concepto de una cámara dual para su LG G5, y este año el LG G6 la mantiene. Huawei la incluyó en su gama alta del 2016 y también repite en este 2017 en el Huawei P10, con el sello de calidad de la firma alemana Leica. Apple la estrenó el pasado septiembre en su iPhone 7 Plus y, a falta de confirmar si repite en su próximo modelo, las buenas críticas que por sus resultados ha recibido en portales especializados permiten pensar que ha llegado para quedarse. 

En la pasada edición del Mobile World Congress, Oppo desveló también su prototipo de cámara dual desarrollada para smartphones que, según la compañía, ofrecerá un zoom óptico de cinco aumentos sin perder calidad.
 

LG G6

El último dispositivo de gama alta presentado por LG cuenta también con dos lentes, una estándar y un gran angular. Ambas recogen la información en un sensor de 13 megapíxeles y cuentan con una apertura focal f/1.8 y f/2.2 respectivamente. La segunda, la gran angular, permite capturar imágenes con un campo de visión de 125°. La transición entre ambas lentes hace el efecto de un zoom óptico, pero las dos cámaras operan de forma más independiente para mejorar la imagen final.
 

Huawei P10 

El fabricante chino elige una opción diferente. Su cámara dual está compuesta por un sensor de 12 megapíxeles (con estabilizador óptico y apertura f/2.2) que recoge información en color y un segundo sensor monocromo de 20 megapíxeles. Ambos funcionan a la vez y la información que recogen se combina para captar más luz y aumentar el nivel de detalle. El segundo sensor posibilita también un modo de fotografía en blanco y negro de gran calidad.
 

iPhone 7 plus

La última versión del smartphone de Apple estrenó una cámara dual con dos sensores de 12 megapíxeles. Son dos lentes fijas: un gran angular (28 mm) y un tele (56 mm) con aperturas f/1.8 y f/2.8 respectivamente. Esta segunda lente dota al iPhone de zoom óptico (2x), para permitir al usuario hacer fotos con un cierto zoom sin perder calidad. Gracias a la información combinada de ambas cámaras, el dispositivo ofrece un modo retrato que juega con la profundidad de campo para conseguir un efecto de desenfoque notable.