El turista emboscado

Las mejores ideas para unas vacaciones con auténtico sabor local

Viajeros que quieren sentirse parte de la vida cotidiana y la cultura de un lugar gracias al contacto con la gente local. Turistas inquietos que no identifican necesariamente las vacaciones como un paréntesis para descansar, sino también para aprender. Son dos maneras de viajar que van en busca de “lo auténtico”, es decir, sentir y vivir en lo posible como lo haría un residente del lugar que se visita.

En el año 2000, Greg Richards y Crispin Raymond inventaron el concepto “turismo creativo” y lo definieron como aquel que “ofrece a los viajeros la posibilidad de desarrollar su potencial creativo participando activamente en cursos o experiencias características del lugar de su estancia”. La esencia de esta manera de viajar es la inmersión en la cultura viva del lugar que se visita. Ya en el 2004 la Unesco creó una red de ciudades creativas cuyos miembros definieron este fenómeno como la tercera generación turística, después del sol y playa y del turismo cultural (centrado en museos y monumentos). La red y las ofertas han ido creciendo.

También han surgido reclamos como “meet the locals” (conoce a los residentes locales) o “like a local” (como un vecino). La última moda, vinculada a la revolución de la economía colaborativa, son las comidas en casas particulares en las que sus dueños ofrecen desayunos, comidas o cenas y cobran por ello. Internet es el lugar donde informarse de una oferta creciente, pero, ojo, la etiqueta “viajar como un local” está tan de moda como los productos “sostenibles”, y muchas veces esta expresión es sólo una mera etiqueta de marketing. He aquí algunas ideas para evitar en lo posible las trampas para turistas y disfrutar de las partes más auténticas de un destino.


 

Experiencias


Creative Tourism Network. Web que agrupa destinos que ofrecen ideas de turismo creativo.

Creativelena.com. Explica en inglés y alemán experiencias con la población local, como el tallado de huesos con maorís de Nueva Zelanda o cursos de mosaicos en Barcelona. 

Not Just a Tourist. Empresa de turismo sevillana que ofrece distintas opciones para visitar esta ciudad. Amigos locales, comidas en casas particulares o clases de cocina son algunas de sus propuestas.

Trip4real. Plataforma que recoge propuestas de actividades en España, desde cómo preparar espetos en Málaga hasta surfear en Lanzarote con un aficionado isleño. 

Goierri Turismo. Aprender el juego de pelota, cocinar en un txoco o hacer queso, sidra, miel o mermelada como una familia vasca.

Molino Tresgrandas. cerca de Llanes (Asturias). Es un lugar célebre por sus fines de semana detectivescos. 

Ponle Cara al Turismo. Rutas por Galicia como la conservera, turismo industrial o visitas a artesanos, queserías, fabricantes de zanfonas o de cosméticos naturales.

Opendoors Berlin. La agencia ofrece direcciones de tres “auténticas casas berlinesas” para quien no se conforme con mirar por la cerradura y desee hacer una visita a sus ocupantes o cenar con ellos. 

Studia in Italia. Cursos para pintar al fresco en Florencia, aprender cerámica en Taormina… 

Tokyo Free Guide. Oenegé que quiere “promover la amistad entre culturas”. Cuenta con 150 voluntarios que no son guías de turismo ni pretenden competir con los profesionales, pero puede que alguno lo sepa todo sobre manga, cultura pop o las tiendas de moda...

Travel Like a Local. Blog de viajeros para salirse de las rutas más trilladas.

Vayable. Empresas que ofrecen desde rutas gourmet en Lima o bicicletadas por bodegas en Austria, hasta un día de compras en París...

 

Comer


Eatwith.com. Para comer en casas particulares de chefs profesionales o apasionados cocineros caseros. 

Withlocals. com Para quienes viajen a Europa o al Sudeste Asiático.

Otras webs son la estadounidense Clandesdine, las francesas Cookening y VoulezVousDiner, la italiana New- 
gusto.com
y la israelí Homedine.com 

 

Cocinar


Culinaryschools.org. Direcciones de todo el mundo que ofrecen clases de cocina, también para profesionales.

Estambul Cooking Alaturca. Restaurante situado en pleno Sultanahmet (Estambul) donde se imparten cursos de cocina.

Lahcen’s Moroccan Cooking. Se compran en el zoco de Fez (Marruecos) los productos que luego se cocinan en un riad rehabilitado.

Nimmy Paul. Según Gourmet Magazine es una de las mejores escuelas de cocina del mundo. Especialista en cocina india de Kerala.

School of Artisan Food. en pleno bosque de Sherwood. Para aprender a elaborar complicadas creaciones victorianas y sentirse como el jefe de cocinas de una gran mansión inglesa. Enseñan a hacer pan, a sacar partido a la caza, a elaborar sidra, a llenar la despensa de mermeladas con sabor británico...

The Oriental Thai Cooking School. Aclamada escuela de cocina tailandesa ubicada en el hotel Mandarin Oriental de Bangkok. 
Tutti a Tavola. Conjunto de villas de piedra rodeadas de viñedos en La Toscana, cuna del movimiento slow food donde se ofrecen cursos de uno a cuatro días.

Txoko del Gourmet. En San Sebastián. Para acceder a las últimas tendencias gastronómicas en cursos intensivos y también a charlas magistrales impARtidas por grandes chefs.