Inspiración material Hormigón a la moda

Este apartamento situado en JiyUgaoka, una de las áreas de Tokio (Japón) más apetecibles para vivir por sus tiendas de ropa y restaurantes, se concibió como si fuera “un gran ropero”, explica el arquitecto Keiichi Kiriyama (Airhouse). El cliente, un apasionado de la moda que disfruta probándose ropa y mostrando sus últimas compras, “pidió un gran armario. Pero pensamos que era una pena ocultar piezas de ropa preciosas”. Así que el vestidor es un gran pasillo en zigzag que ocupa el centro de la casa y, por un lado, lleva al dormitorio y, por el otro, desemboca en el salón. Los lavabos se encuentran detrás de este escaparate.

El punto de partida era un apartamento de 114 m2 construido en hormigón armado hace cuarenta años. Todas las paredes, suelos y techos son de hormigón visto, que se pulió en algunos lugares para darle un acabado liso, mientras que en otros se quedó en su estado original, con yeso manchado y bordes astillados. 

“Creo que el espacio se ha convertido en un lugar para cambiar el estado de ánimo del propietario cada vez que se mueve por la casa”, explica el arquitecto. Y es que, aunque el hormigón es un material prácticamente inmutable, esta casa, como la ropa, cambia de aspecto en cada estación.



INSPIRACIÓN
DE HORMIGÓN