Inspiración material Madera relajante

Una buhardilla donde se guardaban trastos viejos en una casa de tres plantas en Moscú se ha convertido en un espacio confortable con un despacho, un área de relax alrededor del fuego y zona de alojamiento para invitados gracias a un inteligente uso de la madera. 

“Cualquier familia con niños pequeños se enfrenta a dificultades para encontrar el tiempo para la tranquilidad y el descanso, que además suele ser muy corto; por lo que nuestro objetivo era generar un rincón con la capacidad de otorgar relajación y descanso en sólo un par de minutos”, explican Alexander Kudimov y Daria Butahina, que forman el despacho Ruetemple.

Los arquitectos crearon un espacio totalmente diferente al resto de la casa, para que fuera “inesperado” para los clientes, incluso contradiciendo sus peticiones en cuanto al estilo. Ahora es una buhardilla muy lacónica, llena de luz, distribuida alrededor de la chimenea y con mucho espacio para libros. Una isla de tranquilidad y paz. 

 

INTERIORES
DE MADERA