De cabeza a las fiestas

Con el calendario a la vista, conviene tener alternativas para acertar con el pelo e ir cambiando de imagen sin esfuerzos. Diademas de fantasía, horquillas, pasadores-joya, cintas de regalo para entretejer una trenza o adornarla con un lazo, el infalible recogido que parece improvisado, coletas altas o el efecto mojado siempre sacan de un apuro. Si Prada ya había puesto de moda las diademas regias, en su primer desfile sin Karl Lagerfeld, Chanel sentó cátedra con unos accesorios ya convertidos en objeto de deseo (cuestan a partir de 390 €) y en tendencia. Las horquillas son el adorno más modesto. “Se pueden adaptar a numerosos estilos, pero siempre lucen mejor en los acabados wet, las coletas y recogidos bajos”, apunta Mario Anes, director artístico de Cotril España. Su truco: “Agruparlas para crear pasadores y tocados con ellas”.

La coleta alta de los años 60 (abierta, casi como si el pelo estuviera suelto y con las puntas hacia fuera) inspira a las famosas para desfilar por la alfombra roja. 

Cortes y flequillos
Repasar el color y el corte antes de la vorágine festiva ayuda. Jennifer López y Paula Echevarría ya han cortado su melena. El corte Bob en todas sus versiones (destacando el Blunt justo por encima de los hombros, con raya en medio y puntas desfiladas) sigue en el trono. Liso, rizado, con o sin flequillo, wet… Está de moda pero un maestro como Alberto Sanguino, de Llongueras, explica que “pedir un corte de moda o visto a una famosa sin analizar con el estilista qué favorece a nuestra imagen es un error común”. “Es importante –añade– hacer un estudio de la morfología y la imagen antes de cortar”.

¿Un corte que rejuvenezca a casi todas? “Si estandarizamos, una media melena a capas es lo que permite rejuvenecer más los óvalos”, concluye Sanguino. El flequillo también resta años: “Permite jugar con todos los óvalos, adaptando largo y forma para crear distintos efectos. Pero no queda bien en las caras muy cuadrada, excesivamente redonda o si se tiene el cuello corto” avisa.
Colores que rejuvenecen

“Un color moderno no es plano y se ha de adaptar al corte para conseguir una ultrapersonalización cargada de matices”, afirma Raquel Da Conceiçao, directora artística de color de Coty. “Esta temporada se dejan de lado los contrastes entre raíz y puntas del balayage y este efecto degradado sube hasta la raíz”, agrega. Dice que los tonos más rejuvenecedores son “los castaños y maderas” y los de fantasía, como el rosa, “quedan bien para un toque de rubor, en quien apueste por lucir sus canas y quieran aportar un punto de moda.”

Trucos que funcionan

Alberto Sanguino, técnico artístico de Llongueras, comparte sus consejos para salir airosas de una fiesta. 

Aprender a hacer dos recogidos: Coleta alta y trenza desenfadada. Son fáciles y nunca fallan.

Sí a los accesorios. Horquillas y diademas son tendencia. Son prácticos postizos como flequillos, para un cambio de imagen rápido y reversible, y extensiones, aunque requieren algo más de habilidad.

Champú seco a mano. Aporta volumen, elimina el exceso de grasa y ahorra tiempo.

Herramientas. Rizadores y planchas ayudan a dar estilo a los mechones alrededor del rostro.