Natalie Portman “Todo el mundo se siente inseguro a veces”

Es un icono de la belleza natural que sabe destacar con sutileza sus mejores rasgos. Conseguir su imagen fresca y favorecedora es fácil con los consejos expertos de Dior.

A sus 35 años y embarazada de su segundo hijo, Natalie Portman no baja el ritmo. Ahí está Jackie, de Pablo Larraín, donde interpreta a la viuda del presidente John F. Kennedy, o Planetarium, en la que comparte protagonismo con la chica del momento, Lily-Rose Depp (hija de Johnny Depp). Mujer y actriz inteligente –además de inglés y hebreo habla algo de español, alemán y japonés y está licenciada en Psicología por Harvard–, sabe escoger sus proyectos y tiene habilidad para mantener un perfil bajo en lo que se refiere a su vida privada. Ha rodado taquillazos y cintas con los mejores directores, ha ganado un Oscar a la mejor actriz por Cisne negro, la película en la que conoció a su marido, el bailarín y coreógrafo francés Benjamin Millepied, y tiene pendientes de estreno títulos con dos directores de culto, The Death and Life of John F. Donovan, de Xavier Dolan, y Weightless, de Terrence Malick. Y, aun así, asegura que ha de luchar contra sus inseguridades, como hizo en un inspirador discurso en Harvard. “Todo el mundo se siente inseguro a veces y reconocerlo puede ser una ayuda para todos”, dice.

Frente a los agobios para llegar a todo y conciliar trabajo y familia la actriz también hace gala de sensatez: “Date un respiro”, aconseja. “A veces nos creamos unas expectativas muy altas en todo. Si tienes un mal día, no dejes que te defina, siempre hay un mañana. Arañar tiempo para una misma es importante, aunque en ocasiones sea fácil olvidarlo. Yo, a veces, me concedo un buen masaje o acurrucarme en un sillón con un libro. Me relaja y me ayuda a centrarme”, declara. ¿Su autora favorita? Elena Ferrante.

Con el maquillaje tiene una relación muy profesional. “Realmente ayuda a meterte en el personaje, es una de las piezas clave para desarrollarlo”, dice. En V de Vendetta se rapó el pelo –“fue algo liberador”, afirma–. En Cisne negro probó el elaborado maquillaje artístico y en La guerra de las galaxias descubrió el maquillaje kabuki del teatro japonés. En el día a día se limita a destacar sus mejores rasgos y a optar por la “buena cara”. No necesita demasiado artificio para estar y sentirse guapa. “Cuando mejor me veo es bailando”, apunta y dice tener como referentes de belleza a Angelina Jolie y Charlotte Rampling. Define el maquillaje perfecto “como el que permite a la piel de cada uno tener luz propia”.

Vegana convencida –el cuscús vegetal es su plato favorito–, Portman vigila su alimentación y cuando trabaja aumenta el consumo de proteínas (come nueces, por ejemplo) para tener más energía. Con el ritmo que lleva, debe tener siempre a punto un puñado de nueces en el bolso.



Maquillarse como una estrella 

Lisa Legrand, autora del maquillaje de Natalie Portman en las fotos que acompañan este artículo, comparte sus mejores trucos para lograr en casa el mismo resultado favorecedor y natural. ¡Y sin pasarse horas frente al espejo!

La base. “Aplico un poco de corrector en el centro de la frente, encima de los pómulos, en el hueco de la barbilla, junto al lagrimal y en el puente de la nariz. Evito usarlo en los surcos nasogenianos (junto a la nariz) porque puede dar un aspecto artificial. Nunca uso la base de maquillaje en todo el rostro ni en un solo tono. Uso el más tostado en el contorno de la mandíbula y justo debajo de los pómulos para crear un efecto ‘contouring’. Trabajo el producto con los dedos, tecleando con suavidad para 
que el aspecto sea muy natural”.

Mejillas esculpidas. “Hay que jugar con la superposición de texturas (aplicar sólo el colorete sobre la piel desnuda nunca logra un resultado homogéneo y fresco). Natalie lleva polvos bronceadores aplicados en barrido sobre todo el pómulo y encima de la base de maquillaje; un toque de iluminador en la parte superior de la mejilla y debajo de los ojos y ¡lista!”. 

Cejas bien definidas. “Siempre uso dos tonos de maquillaje de cejas, en lápiz o en polvo según el resultado que busco (el lápiz aporta más definición mientras que los polvos quedan más naturales). Termino con un toque de gel para fijarlas y devolverles el brillo natural que a veces se apaga con los polvos”. 

Ojos despiertos. “Los he trabajado en tonos tostados ligeramente irisados, estirando el producto hacia la parte exterior del ojo para darle mayor amplitud. He dibujado una banana, aunque muy discreta, en el extremo externo del párpado, y la he difuminado a conciencia para lograr un aspecto natural. El lagrimal está iluminado con un toque de marfil irisado para aportar más luz a la mirada. Aplico la máscara en las pestañas superiores y, en las inferiores, sólo en su extremo exterior”. 

Labios jugosos. “Hay que hidratarlos muy bien (se puede hacer mientras se maquilla el resto de la cara). Después, se perfilan con un lápiz del mismo color que la barra de labios. Para Natalie elegí un tono beige rosado de Rouge Dior, apenas satinado, para dar volumen a la boca. El efecto es natural y vivo a la vez”. 



Los secretos de una buena piel 

Para atreverse a dar la cara en Instagram siguiendo el movimiento nomakeup tan popular últimamente entre las celebridades sólo hay un secreto: tener una piel bonita y sana a cualquier edad. Más allá del precio, los mejores tratamientos para lograrla son los que más se adaptan al estado y las necesidades de cada piel. Si una piel joven se sobrecarga de activos sólo se conseguirá irritarla y multiplicar el riesgo de alergias.

Limpieza y constancia. “La mejor estrategia para tener una piel impecable pasa por una buena limpieza. Con el producto indicado, puede hacerse desde la adolescencia porque también es positivo para el acné”, dice Elisa Simonpietri, directora científica de Biotherm.

“Hay que empezar cuando sientes que la piel lo necesita y elegir el producto según la edad, el tipo de piel y el entorno, pues la polución y el clima son factores que tener en cuenta”, añade. “Después, sólo hay que seguir una rutina, empezando por identificar el problema que más preocupe: exceso de grasa, granos, aspecto fatigado, la aparición de arrugas... para tratarlo. Otro paso para mí indispensable es usar protección solar a diario todo el año, que puede estar en una crema BB o maquillaje”, apunta la experta de Biotherm. “Y la constancia, porque si no nada funciona”, concluye Simonpietri. Si se tienen dudas sobre el tipo de piel lo mejor es dejarse aconsejar por un dermatólogo.

Más firme, con menos manchas. Con el paso del tiempo, presumir de piel se complica. A partir de los 25 años la producción de colágeno, el gran sostén de la piel, disminuye un 70%”, avisa la doctora Natalia Ribé. Además de la pérdida de firmeza, ahí están las manchas, testimonio de un pasado vivido a pleno sol. “Prevenir siempre es más fácil que revertir”, dice Elena Martín, de ISDIN. “Recomendaría fotoprotección para frenar los radicales libres que afectan a la pérdida de colágeno y elastina y favorecen la aparición de manchas y, por supuesto, limpieza diaria e hidratación (el ácido hialurónico es uno de los activos más eficaces para mantener su nivel óptimo)”, comenta. “Las pieles maduras necesitan además tratar factores específicos y los efectos de la oxidación, polución y glicación. La glicación es un proceso fisiológico provocado por el exceso de moléculas de glucosa que al unirse a la cadena de proteínas que sostienen la piel hace que se queden rígidas y pierdan su actividad”, explica la doctora Ribé. ¿La buena notícia? “El azúcar envejece, sí, pero la glicación, al contrario que otros factores, es altamente evitable”, señala.

Sí a la exfoliación. Como tratamiento de choque para mejorar el aspecto de la piel Elena Martín recomienda “un peeling superficial, en caso de marcas de acné y, a partir de los 40 años, uno medio, de los que no requieren baja médica y sólo pelan un poco la piel. En cuatro o cinco sesiones la renovación se nota y octubre es una muy buena época para hacerlo”, afirma la experta de ISDIN.

  • Bálsamo perfeccionador para el contorno de ojos y labios. Rellena arrugas y disimula ojeras y rojeces. Uni Skin Yeux & Lèvres. 40 €. Payot.
  • Aceite desmaquillante Un 2 en 1 que, con el agua, se convierte en espuma. Elimina el maquillaje waterproof y las partículas de contaminación. Puede usarse en la ducha. Total Renew Oil. 26,50 €. Biotherm.
  • Priming hidratante en bálsamo con SPF 15. Con efecto flash, se aplica sobre la piel limpia para prepararla e hidratarla. Atenúa las imperfecciones y minimiza los poros. Un multiusos que equilibra el exceso de grasa y reduce los brillos. Genuine Glow. 38 €. Estée Lauder.
  • Mascarilla de noche. Con acción reafirmante, restaura la hidratación de la piel y estimula su renovación. Por la mañana el rostro se ve más liso y descansado. Ceramide Overnight Firming Mask. 95 €. Elizabeth Arden.
  • Para pieles secas. Crema redensificante que aporta firmeza y potentes activos antiedad, fruto de la sinergia entre el resveratrol y un complejo de ácidos hialurónicos micro. Su textura, un lujo, aporta confort inmediato a la piel tirante cuando bajan las temperaturas. Crema Cachemir Redensificante Resveratrol Lift. 43,70 €. Caudalie.
  • Remodelante facial con ácido hialurónico reticulado para penetrar en capas profundas de la piel. Acción antiedad, antipolución y antiglicación. Perfecto como crema de día. A.G.E. Reverse. 79,95 €. Isdinceutics. Isdin.


Cómo aplicar bien las cremas
 

  • Vale la pena leer las indicaciones de cada producto, que suelen incluir un ritual o gestos concretos según las texturas, para sacarles el máximo partido.
  • Tomarla del frasco con espátula, depositando el producto en el dorso de la mano para repartirlo, es mejor, ya que los dedos pueden contaminarla. 
  • Siempre se debe aplicar sobre la piel limpia, para que penetren los activos. Y exfoliarla una vez a la semana o cada quince días, según el tipo de piel para ganar luminosidad.
  • El orden sí importa. Va del producto más ligero al más denso: sérum, contorno de ojos e hidratante. Debe dejarse absorber uno antes de aplicar el otro.

        Sus trucos

        de belleza

  • Cuando rodé El profesional (Léon) tenía 12 años y no querían que se me viera demasiado maquillada, así que usaron zumo de remolacha para darme un rubor natural. Ahora me gusta usar la barra de labios como colorete. 
  • Para camuflar una mala noche, menos es más. Yo empiezo con una buena hidratante, un antiojeras potente, un poco de hidratante con color y máscara de pestañas. Cuando estás cansada y deshidratada el exceso de maquillaje acentúa el problema.
  • Siempre llevo encima un bálsamo de labios (mi favorito es el Lip Glow de Dior). Le queda bien a todo el mundo y favorece igual tanto si vas muy maquillada o más natural. 
  • De las maquilladoras profesionales he aprendido a usar la máscara de pestañas desde la raíz hasta las puntas enfatizando las del exterior del ojo y a usar una esponja para aplicarme la base.

 

  • Base de maquillaje fluida Diorskin Forever, 51 € 
  • Paleta con sombras de ojos 5 Couleurs Designer, 62 €
  • Barra de labios Rouge Dior, 37 €
  • Todo de Dior