Creatividad tecnológica

El consumo del motor de gasolina es moderado, y el nivel de emisiones, bajo

Las ventanillas posteriores se abren con un modesto sistema mecánico por compás

Cosas de profundo calado están cambiando en Citroën, que está dejando entrever un apasionante porvenir. El C4 Cactus es mucho más que un flamante automóvil, puesto que permite vislumbrar la original filosofía de producto que empapará la gama de la firma francesa a medio plazo. Y aunque la inusitada imagen del coche eclipse el resto de los aspectos, su virtud principal es el compendio de tecnología avanzada destinada a facilitar el uso cotidiano.

Dar rienda suelta a la creatividad de los ingenieros es el secreto esencial del nuevo modelo firmado por Citroën, que es una lección magistral de elementos tecnológicos vanguardistas puestos al servicio del conductor. A primera vista, la carrocería se distingue de cualquier otro vehículo por el empleo del sistema Airbump, un exclusivo conjunto de cápsulas de aire que protegen las zonas más expuestas del contorno frente a los frecuentes golpes del trasiego urbano.

Al montar el airbag frontal en el techo, se ha podido liberar un espacio vital en el salpicadero y ha sido posible abrir la guantera hacia arriba. Con tan ingeniosa solución, se obtiene una incomparable amplitud en la zona de las rodillas del acompañante delantero. Para facilitar la tarea del conductor, se ha optado por agrupar todas las funciones del coche en una pantalla táctil de manejo intuitivo.

CITROËN C4 CACTUS VTi SHINE

motor
Tres cilindros. Gasolina

potencia
82 CV

Emisiones de CO2
107 g/km

CONSUMO MEDIo
4,6 l

velocidad máxima
168 km/h

LARGO/ANCHO/ALTO
415/172/148 cm

MALETERO
358 l

Precio
17.400 €