Lo nuevo y lo antiguo

El barco más grande del mundo que funciona con energía solar, el MS Turanor PlanetSolar, atraviesa en la foto el canal de Corinto, en Grecia, adonde llegó a finales de julio para una misión arqueológica. La innovadora embarcación participa en un proyecto europeo de exploración submarina en la cueva Franchthi, en la Argólida, en el sudeste de la península del Peloponeso. Esta zona se cree que es uno de los enclaves más antiguos de Europa ocupados de modo continuo por humanos, y se busca asentamientos que hoy deben de estar submergidos. Construido en Kiel (Alemania), el catamarán, de 31 metros, fue botado en el 2010. Tiene 38.000 células fotovoltáicas repartidas en una superficie de 537 metros cuadrados. Es el laboratorio flotante de la Universidad de Ginebra y participa en la misión conjunta de este centro y de investigadores griegos