Angela y otros

–Un día se retirará Angela Merkel y la echaremos de menos.

–¿Y qué? Por mí que se jubile. No me digas que te preocupa, bien que la criticaste cuando el embargo a Grecia y todo eso.

–Pues claro que critiqué lo que le hizo el Banco Central a Grecia, detrás estaba la banca alemana y claro que era Merkel quien gobernaba en Alemania y dirigía Europa. Pero alguien tiene que dirigir Europa.

–Bueno, pues yo a esa señora no la voté. Si tiene que haber un gobierno europeo que sea escogido democráticamente.

Los políticos sirven a los intereses de su estado, pero hay cosas que los trascienden

–De acuerdo, pero no sé si nos damos cuenta de que en medio de todo el desquicie es una referencia ética.

–Pues será muy ética, pero políticamente defiende los intereses del gran capital alemán.

–Los gobernantes sirven a los intereses de su estado, pero hay cosas que los trascienden y Merkel ha sido ejemplar.

–No entiendo que separes las políticas y la ética.

–Hay más políticas que las económicas, aunque sean decisivas. Merkel defendió las políticas de acogida de refugiados cuando otros hacían campaña política contra ellos.

–Pero si Europa tiene acuerdos con Turquía y Libia para que hagan de aduaneros...

–Pero ella defendió la acogida y fue absolutamente crítica con los nazis y con quienes hacen política con la xenofobia.

–No entiendo cómo la defiendes, si es una carca. Tú antes eras de izquierdas.

–¿Eso qué tiene que ver? Ella tuvo el valor de enfrentarse a su propio partido y de perder un gobierno para no permitir que gobiernen los fascistas. Eso es tener valor y altura ética.

–Supongo que la gente hace y dice cosas que antes no hacía y decía desde que se jubila, como ella ahora se va le da igual perder elecciones.

–Si reduces todo a perder o ganar poder renuncias a lo esencial. Y te colocas al nivel de quien carece de ética y de humanidad. Por el motivo que sea, porque es cristiana e hija de un pastor protestante, porque viene de la República Democrática o porque es buena persona, por lo que sea, mantuvo una posición ética intransigente en cosas importantes.

–¿Te da igual que sea de derechas?

–Lo que importa es si es una persona. Si todos somos personas y merecemos respeto y compasión, sea Merkel o las personas refugiadas. ¿Somos todos personas?