Las coronas

Poco después del día de Reyes, Meghan Markle y Enrique Carlos Alberto David –duque de Sussex, conde de Dumbarton, barón de Kilkeel y caballero de la Real Orden Victoriana– sacudieron a muchos monárquicos británicos: “Tras meses de reflexión y discusiones internas, hemos optado por hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel de forma progresiva dentro de esta institución [se refiere a la monarquía británica]. Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros principales de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes”. Explicaban que mantienen su apoyo a la reina Isabel II –reina del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte y de sus otros reinos y territorios, jefa de la Mancomunidad de Naciones y defensora de la Fe–, que plantean buscar un equilibrio entre sus estancias en el Reino Unido y Canadá y que esta decisión les permitirá cuidar de su hijo, Archie Harrison Mountbatten-Windsor.

Médicos Sin Fronteras, Payasos, Jesuitas, reporteros, Elefantes sin fronteras...

Al cabo de nada Meghan Markle ya había firmado un contrato con Disney. Para que nadie pensase que empezaban a ingresar dinero a punta pala dejaron claro que, por su trabajo, Disney hará una donación a la oenegé Elefantes sin Fronteras. (Ya no queda en el mundo nada que no tenga su versión sin fronteras). 

Isabel II y el príncipe Guillermo Arturo Felipe Luis, duque de Cambridge, cogieron un cabreo del copón. Pero no hay nada que no se resuelva dialogando. Solucionados en una reunión de crisis en Buckingham los problemas con los secesionistas de Sussex, a la pareja les llueven las ofertas. En su cuenta estadounidense en Twitter, Burger King les ha ofrecido dos puestos de trabajo a tiempo parcial, para que así puedan ocuparse de su retoño. Las filiales argentinas de la empresa se han apuntado a la idea y han colgado una imagen de la corona que te dan en Burger King cuando vas a comer, acompañada del texto: “Queridos duques: pueden encontrar su primer trabajo sin renunciar a la corona”. Mientras tanto, muchos británicos preguntan en las redes si la decisión de los duques de Sussex significa que sus trabajos están ahora vacantes, si pueden optar a ellos y adónde tienen que enviar la solicitud correspondiente. Lástima que ya no esté entre nosotros para verlo lady Di, princesa de Gales, condesa de Chester, duquesa de Cornualles, duquesa de Rothesay, condesa de Carrick, baronesa de Renfrew, señora de las Islas y princesa de Escocia.