Pinteresado

Desde hace unos meses estamos considerando la posibilidad de ver si el presupuesto nos da para un pequeño terruño. Con una mirada elástica y permisiva, privándonos de todos los caprichos y de casi todo lo que no es capricho, los números siguen sin salir. Pero lo que falta en economía se compensa con esperanza (en forma de banco).

Debemos de ser muchos los que pensamos en esto ya que toda Barcelona está empapelada de anuncios de inmobiliarias que, por muy molones que sean sus portales, siguen sin recomendar a los anunciantes los básicos del marketing y la venta. Mucho marcar con el dedo qué zona quieres en el mapa y mucho efecto especial digital, pero al final las fotos son cutres; los textos, cursis, y todos mienten más que hablan. 

Esta manera de presentarte los inmuebles para comprar o alquilar contrasta de forma brutal con las webs y las apps que te permiten hacer de arquitecto, decorador y dar a la fantasía lo que tus metros cuadrados dan de sí. Pinterest, que hasta ahora había usado básicamente por temas de trabajo en pro­yectos de moda, es una verdadera mina de ideas y proyectos. 

De lo más innovador a lo más tradicional, propuestas locas y realistas, rústica y flipada, de aquí y de allá… todas estas fotos se ordenan de la forma que tú quieras. En poco menos de una semana tenemos ya más de diez boards que lo cubren todo, desde detalles de suelo hasta efectos de luz pasando por tipos de duchas, soluciones para ventanas y proyectos completos de arquitectos y decoradores que nunca podré pagar y a los que agradezco que su venta sea mi fuente de inspiración.

Frente a esta pureza en la presentación de estas webs que están pensadas con el usuario en la cabeza y que se conciben para soñar y compartir, contrastan las de las inmobiliarias, que siguen pensando en el ladrillo. Estas conservan mentalidad de zoco aislacionista en la que te muestran más las razones por las que el dueño vende que los motivos por los que yo debo comprar. 

Así que yo sigo con mi Pinterest y, si quieren, búsquenme ahí y compartimos referencias.