Rafa Nadal Destreza en el green

Dicen que su don innato para el deporte es incuestionable, que juegue a lo que juegue lo hace bien. Pero si hay un deporte en el que destaca, al margen de su imparable raqueta, es el golf. El número 3 del tenis mundial reconoce que lo que realmente le apasiona es el fútbol, pero entraña peligro de lesiones, así que debe ser prudente con su práctica. El golf, en cambio, “es un buen deporte; me relaja, no corro riesgos y desconecto unas horas en un entorno natural”. A sus 28 años, Nadal se prepara para disputar el Barcelona Open Banc Sabadell, 63.º Torneo Conde de Godó (del 19 al 26 de abril), y aprovecha momentos de relax para alcanzar algunos hoyos en el green. Con un handicap que ha oscilado entre un 9 y un 3,9, el manacorense, que afirma que su juego es “correcto”, se llevó el trofeo en la modalidad scratch –mejor resultado de una vuelta sin handicap–, en la liga disputada en Son Servera, y ha participado en otros torneos benéficos, como el organizado en noviembre junto a José María Olazábal, también en la isla, o en Castellón, en el equipo de Sergio García. Sometido a la presión de la cancha, Nadal disfruta con espacios de ocio tranquilo, como la pesca, otra gran afición.