Robbie Williams Provocador, pero menos

Se ha definido a sí mismo como un “neurótico pop star”, aunque asegura que sus dos hijos le han hecho mejor persona y le han apartado de los excesos. El cantante británico, de 42 años, dedica su duodécimo disco, Heavy Entertainment Show, a un programa que él veía de niño en televisión. Una buena dosis de pop con la que quiere proporcionar energía a sus seguidores.